Sobre conocimiento “y” ignorancia…

Esta conversación la tuve hace un par de días con unos muchachos en Massachusetts, Estados Unidos;

¿De donde es usted?

– De America central

Si pero, ¿de donde? ¿de San Francisco California?

-No, de Centroamérica, de un país que se llama Costa Rica.

Ahhh…¿Eso es por Brasil, o por Mexico? y ¿que hablan allá además de ingles?

– Español es nuestro idioma.

¿Usted sabe hablar español?

-Si

¿Quien puede juzgar algo como eso? ¿Por qué algunas veces creo que las personas tienen que saber lo que yo ya se?

En mi país por momentos, algunos catalogamos la ignorancia como una enfermedad.

Personas conocidas han hablado/escrito de la ignorancia como si se tratara de algo positivo, negativo, o algo de lo que no se debe sacar ventaja;

  •  “No hay espectáculo mas terrible que la ignorancia en acción” Johann W. Goethe (1749-1832)
  • “En la amistad y en el amor se es mas feliz con la ignorancia que con el saber.” William Shakespeare (1564-1616)
  • “Ningún hombre debería tratar de obtener beneficio de la ignorancia de otra persona.” Cicerón (106 AC-43 AC)

 Lo dijo Einstein (como en la imagen) pero yo igual me sigo refugiando en mi propio miedo para así burlarme de los que ignoran lo que yo no. ¿Hasta donde quiero llegar creyendo que soy muy “culto” y que los que no saben lo que yo se no lo son? ¿Cómo me siento cuando alguien habla de algo que desconozco? ¿Soy un ignorante entonces? ¿Que hago con esta palabra que generaliza y lastima?

Lo que ahora se es que el conocimiento no va de la mano del dinero. El conocimiento y la educación sobre mi mismo es gratis. Yo puedo aportar para que algunas personas, incluyéndome, puedan conocer un poco mas de si mismos y encontrar ahí la respuesta a muchas dudas y problemas. No estoy hablando de escuelas y carreras, esto no es sobre dinero, así que no voy a volver a justificarme con eso.

En un país donde el dinero no deberia ser un problema, como en los Estados Unidos, ocurre un fenómeno que demuestra que el dinero no puede satisfacer necesidades, algunas veces ayuda pero no siempre. Según el Huffington Post (Homeless and Empty Homes — an American Travesty) en Estados Unidos hay un aproximado de 3.5 millones de personas sin casa, mientras existen 18.9 millones de casas o lugares vacíos. Tampoco quiero generalizar, porque no es tan sencillo como nada mas reubicar a estas personas. Hay muchas razones por las cuales no se ha hecho pero si tengo claro que el manejo o la distribución del dinero no es la mejor. El punto acá es que la riqueza no siempre ha hecho que los pueblos se unan y estos algunas veces “ignoran” la realidad o la importancia de ayudar.

Es ahora cuando quiero detenerme y pensar en que quiero hacer con este “conocimiento sobre la ignorancia” que antes ignoraba, tengo que pensar en como lo quiero hacer y también quiero pensar en la razón por la cual lo quiero hacer. No quiero olvidar que el mundo fuera y dentro de mis es gigante y existen miles de cosas que siempre voy a ignorar lo cual no me hace menos que nadie, asi como el saber NO ME HACE MAS.

Alex

 

El efecto mariposa…

Para ser alguien que nunca va a conciertos este “me hizo el día” y hasta el mes. Dos horas rodeado de personas bailando (a las que normalmente se les llama hippies) y uno que otro en esos viajes que solo con ayuda se pueden tomar.

¿Quienes son “Rising Appalachia”? Cuando vi el anuncio y vi la descripción pensé “Tienen que ser geniales”. Me fui a la universidad y muy entusiasmado le conté a una compañera sobre el concierto, ambos decidimos ir. Literalmente dos minutos después me invitaron a cenar y no podía decir que no, tampoco quería hacerlo. Pero… ¿el concierto?.

Cancelé la idea del concierto, mi compañera decidió ir de todos modos. Fui a cenar, después me fui para mi casa y me acosté a leer. Me llegó un mensaje y era mi compañera, ¡me envió una foto del concierto! me molesté por un segundo por no poder estar ahí  y le pregunté si ya había terminado. “¡No!” Me contestó, “¡Están empezando la segunda canción!”. Me cambié y salí corriendo para el concierto.

Sin necesidad de ayuda tomé, o mejor dicho, me llevaron en un viaje dentro de mi mismo que me llenó de alegría y gratitud. Rising Appalachia me demostró por medio de su música/arte como se puede llegar a tocar a las personas haciendo lo que uno ama. Me recordaron que la vida no se trata de la cantidad de personas a las que se alcanza, ni que tanto se tocó a esas personas. Así como lo escuché en una entrevista: “Yo no he dicho que soy exitoso, yo solo hago lo que puedo” (Dr. Gabor Maté, mayo, 2009) 

Esas palabras me recordaron que siempre se puede hacer algo. No quiero volver a usar de excusa que no tengo suficiente dinero, tiempo, fuerza, ganas, o conocimiento para ayudar. La teoría del caos dice que el simple movimiento de las alas de una mariposa puede llegar a cambiar algo inmensamente en algún momento, en algún lugar del mundo. Un movimiento nuestro también puede generar algo…poco…mucho.

Rising Appalachia no sabe que tan fuerte movió sus alas… No tenía idea de donde podía crear cambio…ya veremos, o no, donde se va a ver reflejada esa pasión. Ell@s tenían que estar en esta ciudad y yo tenia que estar presente en ese concierto/conversación que me llenó de esperanza y motivó para seguir estudiando y soñando.

Esa noche soñé grande y esta noche también lo haré! llamenme hippie!

Alex

Aprendiendo…

Ayer tuve el tercer intento para poder conocer algo que ya muchas personas conocen. Muchos se preguntaran que será eso que intenté conocer. Otros no me creerían si se los dijera. El punto es que me encontré en una posición, mundo, momento en el que no era yo mismo. Me sentí incomodo, descontrolado, fuera de lugar y hasta sentí que no me conocía. Me reproché mucho no poder tener control de la situación.

No se si todo en la vida se trate de cuanto control tenemos sobre algo o alguien. No se si ese control que quise tener sobre ese momento que vivi ayer, hizo que no le tomara el gusto a esa experiencia. Me pregunto cuantas cosas y personas he dejado pasar en mi vida solo por querer dominarlas. Seguramente no las deje ser…seguramente no me deje ser.

En medio de esta inmensa experiencia que estoy viviendo, me pregunto que quiero ver, aprender, escuchar, sentir. Creo que si me doy la oportunidad de conocer antes de pensar en juzgar voy a poder obtener el conocimiento que se me ofrece. Creo que solamente quemando todas esas ideas aprendidas por medio de lo que en mi pueblo se considera correcto o incorrecto, bueno o malo, feo o bonito, voy a poder darle la bienvenida a miles de cosas y personas que aun no conozco.

Estoy listo, ya me lo he demostrado en estos primeros dos meses de mi travesía física y emocional. ¿Cuanto quiero crecer? ¿A dónde quiero llegar? Eso está por verse cuando viaje a Arabia Saudita.

¿Y usted? ¿Ya tiene sus preguntas o respuestas?

Alex Solano

En búsqueda del gran…